Y fueron felices y comieron perdices

ALICIA ARZA

Como hemos podido comprobar a lo largo de las distintas entradas publicadas, es difícil conocer en detalle cuál es el precio real de una boda en Navarra. Por ello, durante estos meses hemos mantenido una encuesta sobre bodas en Navarra en los últimos cinco años. Aunque el formulario sigue abierto para quienes deseen participar, del total de 22 parejas que participaron, tan sólo 14 respuestas son válidas. Esto se debe a que algunas personas dejaron en blanco la mayoría de preguntas, no se han casado en Navarra y/o no lo han hecho en los últimos 5 años. Antes de proceder a dar datos, recopilamos lo visto estos meses:

Dos jóvenes vestidos de boda. ALICIA ARZA.
Dos jóvenes vestidos de boda. ALICIA ARZA.

Para dar un final dulce (como las bodas de cuentos de hadas) a la cobertura realizada estos meses, expondremos algunos datos que hemos aprendido gracias a la colaboración de parejas navarras casadas en los últimos cinco años:

  • Una boda navarra tiene 115 invitados de media.
  • El precio del menú por persona oscila entre los 45 y los 160 euros.
  • El gasto total del banquete oscila entre los 6.000 y los 22.000 euros.
  • La mayoría de parejas contrataron un fotógrafo, y las que lo hicieron pagaron entre 200 y 1.800 euros.
  • La mayoría de parejas afirma que “en general sí” que los invitados cubrieron el gasto por cubierto, aunque los restantes afirman que “hubo de todo” y tan sólo una pareja afirma que en general no cubrieron los gastos.
  • Por último, seis parejas ha contestado que no cubrió todos los gastos con los regalos de la boda y les faltó dinero. Del total de catorce, cinco parejas afirma que cubrió todos los gastos y le sobró dinero.  Las tres parejas restantes han concluido que aunque no les sobró dinero, sí que cubrieron los gastos.

Con toda la información publicada, ahora resulta un poco más claro saber cuánto cuesta casarse en Navarra. No obstante, la encuesta continuará abierta para que otras parejas puedan contribuir.

El día perfecto de Alejandra y Jenno

ALICIA ARZA

Alejandra Goñi y Jenno  Priester se casaron el pasado 18 de septiembre en la ermita de Santa María de Eunate, en Navarra. Organizaron su boda mientras ella estaba de Erasmus en Grecia  y él vivía en Dordrecht, Holanda. Precisamente es en esa ciudad donde residen actualmente. Aprovechamos la visita de Alejandra a Pamplona para que nos cuente su experiencia personal en la organización de una boda,  especialmente dada la distancia y el idioma, ya que Jenno habla muy poco castellano y Alejandra acaba de empezar a aprender holandés.

Alicia: Si organizar una boda es complicado, cuando ninguno de los novios está en el sitio en el que se van a casar la cosa se complica, ¿no?

Alejandra: Si, ¡bastante complicado! Desde el principio ya sabíamos  que la mayor parte de la organización me tocaría a mi ya que Jenno no hablaba prácticamente español, así que lo tenía difícil para ponerse en contacto con los diferentes sitios. Contábamos con la ventaja de tener unos meses antes de irme yo a Grecia, así que las cosas más importantes las dejamos bien atadas desde el principio.

Alejandra y Jenno en un momento de su boda. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.
Alejandra y Jenno en un momento de su boda. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.

Alicia: ¿Imaginabais lo que os iba a costar la boda antes de empezar? ¿Os sentisteis perdidos? ¿Gastasteis más de lo planeado?

Alejandra: Teníamos una idea pero creo que al final se gasta  más de lo planeado. Intentamos ahorrar en muchas cosas pidiendo ayuda a amigos y haciéndolas nosotros mismos como la decoración. Pedimos ayuda a la hermana de una de mis mejores amigas para hacer las invitaciones, las fotos y el vídeo fueron el regalo de dos de los amigos de Jenno que se dedican a ello y también eran invitados.

Todo lo que lleva el nombre “boda” es mucho más caro, y  al final son muchos detalles que al principio no piensas, y sumando y sumando… Gastas más, afirma Alejandra.

Con el tema del restaurante gastamos más o menos lo esperado, ya que hoy en día sabes por donde rondan los precios. Aún así, nos salió un poco más barato por persona porque quitamos platos del menú y pusimos más aperitivo con la intención de que todos los invitados se conocieran en la boda.

Alicia: ¿Resultó sencillo conseguir presupuestos de menús?

Alejandra: La verdad es que ya teníamos las ideas bastantes claras de donde queríamos celebrar la boda. En Señorío de Sarria pedimos presupuesto pero ellos trabajan con “tu boda en navarra” así que te ponen en contacto con ellos directamente y son ellos los que te pasan los presupuestos, además de ofrecerte mas servicios como las flores, la musica, las fotos… Te los ofrecían aunque no los pidieses, lo que puede ser un poco rollo cuando no los quieres.
Así que sí, fue fácil, pero no directamente con el restaurante.

Alejandra mientras se preparaba para celebrar el gran día. Imagen cedida por la novia. MARTJN ROOS.
Alejandra mientras se preparaba para celebrar el gran día. Imagen cedida por la novia. MARTJN ROOS.

Alicia: Las bodas españolas se parecen poco a las holandesas ¿Buscasteis un punto medio? ¿Supuso esto algún problema con los proveedores?

Alejandra: ¡No se parecen en nada! Lo único que teníamos claro desde el principio era celebrar  la ceremonia en los dos idiomas, español y holandés. Aunque hubiese sido mucho más sencillo en inglés, preferimos que todos los invitados siguiesen la ceremonia en los dos idiomas. La comida que se sirvió fue toda típica de aquí. Allí tiene mucha fama la comida española así que desde el principio lo decidimos así.

Alicia: ¿Cómo te organizaste para elegir y arreglar tu vestido de novia estando en otro país?

Alejandra: Tuve la suerte se saberlo unos meses antes de irme a Grecia, así que aproveché para hacer un par de pruebas antes de irme y las otras justo al volver. Cuadrando el calendario con mucha antelación no hubo problemas.

Alicia: ¿Crees que en algunos sectores se aprovechan de la palabra “boda” para incrementar los precios?

Alejandra: Por supuesto, ¡prácticamente en todo! 

Contacté con una floristería para pedir presupuesto sólo del ramo de novia, una semana después me pase por la tienda para pedir presupuesto del mismo ramo sin decir que era de novia… El precio cambiaba bastante, ¡casi el doble!, pone como ejemplo Alejandra.

Después del episodio de la floristería, ni me lo pensé y fui a otra que sí que sabía que no variaba los precios: la Floristería San Fermín (en la Avenida Galicia, 1, Pamplona) ¡Y fue todo un acierto!

Los precios de vestidos de novia también son desproporcionados. Tanto los que venden en tienda como los hechos a medida. Yo me lo hice a medida ya que lo que había en las tiendas ni se acercaba a lo que yo quería.
Las amigas de la novia le ayudaron a vestirse y prepararse para el gran momento. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.
Las amigas de la novia le ayudaron a vestirse y prepararse para el gran momento. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.
Alicia: Siendo jóvenes (Alejandra tiene 25 años y Jenno 27) imagino que intentaríais ahorrar lo máximo posible en la celebración ¿Qué consejos darías a futuros novios que estén en la misma situación?
Alejandra: Les aconsejaría hacer todo lo posible uno mismo y con ayuda de amigos yo conocidos. Siempre hay alguien que te puede echar un cable, que es amigo de tus padres o amigo de algún amigos. También les recomiendo comparar precios antes de decidir y no comprometerse con nadie antes de no estar seguros.

En muchos casos te ‘medio presionan’ para que contrates con ellos ya que de lo contrario otros lo harán, ya que ‘son fechas muy solicitadas’, cuenta Alejandra.

Y, por último, exigir que se cumpla todo lo que se ha acordado. Yo tuve más de un disgusto y por el apuro o la sensación de ser una pesada me callé y luego me arrepentí… Por algo pagas todo el dineral que estas pagando.

Alicia: Suele decirse que la experiencia es sabiduría… ¿Qué cosas crees haríais de manera diferente si volvierais a casaros?

Intentaría ahorrar aún más de lo que lo hicimos ( con el vestido, la música…).
Siempre hablábamos de hacer una ceremonia muy íntima los dos solos en Sudáfrica, ya que Jenno ha vivido allí y es como su segunda casa. Pero al final siempre quieres que estén todos  tus seres queridos ese día, así que decidimos celebrar una boda con todos  nuestros amigos y familiares en España ya que yo me mudaba a Holanda después. Tuvimos unos 65 invitados y fue perfecto, pero se nos quedó la mosca detrás de la oreja con la primera idea.

La entrevistada rodeada de sus amigas a la salida de la ermita. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.
La entrevistada rodeada de sus amigas a la salida de la ermita. Imagen cedida por Alejandra. MARTJN ROOS.

El vestido perfecto no es cuestión de precio

ALICIA ARZA

A la hora de elegir el vestido, todas las novias quieren acertar. Algunas hace años que saben cómo es su vestido ideal, otras buscan un estilo y hay quien va a comprar con la mente abierta. Sea como sea, todas las novias esperan que la experiencia de ir a comprar su vestido sea inolvidable. Pero, ¿qué buscan las novias de hoy en día? ¿Han cambiado mucho las cosas en los últimos años? Hablamos con Boutique Piedad, la primera tienda que empezó a vender en Pamplona vestidos de grandes firmas. Con 50 años de experiencia en el sector, son una voz más que autorizada para responder a nuestras preguntas. Cuando visitamos su stand de la Navarra Wedding Weekend nos comentaron que no se venden menos vestidos que antes, aunque sí se venden de otros estilos y precios. Acudimos a su tienda, situada en la Calle Amaya 2 de Pamplona para conocer más acerca de la compra de vestidos de novia.

Algunos de los modelos disponibles esta temporada en Boutique Piedad,
Algunos de los modelos disponibles esta temporada en Boutique Piedad. ALICIA ARZA.

Nos cuenta Paula Hernández que cada vez hay más bodas civiles, por lo que las novias buscan vestidos más sencillos o vestidos de fiesta, para poder casarse con ellos y utilizarlos en otra ocasión.

Vestido de fiesta expuesto en el stand de Boutique Piedad en la Navarra Wedding Weekend. Este modelo lo usan algunas novias para bodas civiles.
Vestido de fiesta expuesto en el stand de Boutique Piedad en la Navarra Wedding Weekend. Este modelo lo usan algunas novias para bodas civiles. ALICIA ARZA.

 

María lleva más de diez años atiendo a las novias navarras que visitan Boutique Piedad. Recomienda a todas las mujeres que buscan vestido para casarse que lo hagan con un mínimo de seis meses de antelación: “Si hay que pedir su talla a fábrica  pueden tardar tres meses en enviarlo”. Las pruebas del vestido comienzan un mes y medio antes con el objetivo de que a la novia le quede perfecto el día del enlace.

Hoy en día las novias acuden a la primera cita con todo el catálogo mirado en la web. La mayoría viene sabiendo qué vestidos quiere probarse, afirma Marisa.

Paula comenta que ahora las novias miran más tiendas que antes, algo que le parece lógico: “Si para comprar una camiseta comparamos y buscamos, ¿Cómo no hacerlo con el vestido de novia?”. Aunque Marisa comenta que, quizá por la crisis, hay más chicas que preguntan por los vestidos de la zona outlet, lo que más se vende siguen siendo los vestidos de temporada.

Muchas novias miran la zona de outlet, pero aunque los precios son menores también lo es la oferta de tallaje y de modelos, por lo que es más difícil encontrar el vestido perfecto, comenta Paula.

En cuanto a precios, los vestidos de otras temporadas pueden adquirirse por alrededor de 500 euros y son de marcas conocidas como Pronovias, Rosa Clará o San Patrick. Eso sí, los trajes de outlet no incluyen arreglos ya que muchos están rebajados a más del 50%. Por eso, la diferencia  de precio entre éstos y los de nueva temporada no es tanto: la mayoría de los vestidos de la colección actual pueden adquirirse por entre 1.000 y 2.000 euros e incluyen todos los arreglos necesarios.  Para poder escoger el vestido que mejor sienta a cada novia, es necesario pedir cita previa en la tienda para ir a probarse los modelos. Esta cita suele durar entre una hora y hora y media y Marisa comenta que muchas novias vienen primero solas y una segunda vez acompañadas de la familia.

Detalle de uno de los vestidos de novia disponibles en Boutique Piedad.
Detalle de uno de los vestidos de novia disponibles en Boutique Piedad.  ALICIA ARZA.

Los familiares que acompañan a la novia también han cambiado y es que, aunque sigue siendo poco habitual, algunos novios desafían a la mala suerte y acuden también a escoger el vestido de novia.

Cada vez vienen más mujeres que van a casarse y tienen ya varios hijos. No suelen venir con ellos a elegir el vestido, pero alguna vez ha pasado, dice Marisa.

Si algo tienen claro tanto Marisa como Paula es que la experiencia de las vendedoras resulta de vital importancia para las novias: “Muchas llegan queriendo comprar un estilo de vestido y salen con otro completamente diferente”. Y es que, aunque gracias a internet es posible ver todos los catálogos antes de acudir a la tienda, cada tipo de cuerpo es diferente y las prendas no se ven igual en una modelo que en cada clienta.

Piedad dispone de una tienda exclusivamente dedicada a ropa de fiesta: Piedad Fiesta, situada en la calle Leyre 14 bis, esquina con la calle Amaya2, 31002, Pamplona.
Piedad dispone de una tienda exclusivamente dedicada a ropa de fiesta: Piedad Fiesta, situada en la calle Leyre 14 bis, esquina con la calle Amaya2, 31002, Pamplona. ALICIA ARZA.

En resumen, para encontrar el vestido más adecuado a cada novia y su presupuesto, es necesario visitar varios establecimientos y comparar precios. Es importante tener claro qué incluye el precio y sopesar si merece la pena el dinero que invertimos o si preferimos arriesgarnos a comprar por internet en el extranjero (muchas son las novias que lo intentan y reciben en sus casas vestidos que nunca pueden llegar a usar). Por último, buscar el consejo de quien sabe qué tipo de vestido se adecua más a cada novia y es sincero con ella. Quien posee un establecimiento de moda nupcial y de fiesta sabe que la novia, al llevar un vestido suyo, también lleva la marca de la tienda. Sin embargo, muchas novias comentan en los foros que algunas dependientas de grandes marcas dicen lo que sea con tal de vender un vestido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Iñaki Aldatz: “No por ver fotos de una boda en Arkansas tienes que hacer lo mismo en Ermitagaña”

ALICIA ARZA

  • Fotógrafos pirata: pueden ser buenos o desaparecer al día siguiente.
  • El peligro de copiar todo lo que vemos en internet y las redes sociales.
  • El feeling  entre la pareja y el fotógrafo es fundamental.

13.15.-Varios fotógrafos han aconsejado sobre cómo elegir un fotógrafo y/o videógrafo para el día de la boda. ¿Se nos está yendo de las manos el tema de las bodas? Los riesgos de no contratar un profesional o el peligro de pasarnos de originales son algunos de los temas tratados por Iñaki Lantz, Davíd Rodríguez, Diego Azanza y Antonio Peinado en la Navarra Wedding Weekend.

13.07.- El público y los fotógrafos continúan charlando acerca de los numerosos temas tratados en la sesión. Algunas parejas se dirigen a los diversos stands de fotografía que hay en la feria.

12.59.- Cristina Ochoa da por finalizada la sesión, da las gracias y pide a los asistentes que se pasen por los stands de los ponentes.
12.57.- Diego Azanza explica que estos “fotógrafos pirata”, como se les llama en el gremio, pueden ser buenos o pueden desaparecer al día siguiente. 

Diego Azanza: Nosotros ofrecemos un contrato que garantiza unos mínimos, unos cuidados.

Diego Azanza pone como ejemplo una boda a la que acudió recientemente y en la que el fotógrafo llegó 2h tarde y perdió parte de los originales. “Perder material le puede pasar a cualquiera, pero nosotros tenemos que dar la cara. Te puede salir muy bien o te puede salir fatal. Este tipo de fotógrafos hace mucho daño, no solo porque tira los precios, también porque no ofrece garantías”.

12.56.- Iñaki Lantz aclara que también hay free lance semiprofesionales que son la verdadera competencia. “El primo no tanto”, dice. Para él, la competencia desleal son las personas que no pagan sus impuestos ni un estudio como fotógrafos pero que se ofrecen para ciertos trabajos.

12.53.- Antonio Peinado contesta: “A veces hay clientes que viene con un presupuesto cerrado, y te preguntas hasta qué punto valoran el trabajo”. Yo aconsejo que una vez que vean el trabajo, en función de la importancia que le den a las fotos, elijan si lo hace el profesional o un familiar. Reconoce que le sorprende que se confíe en alguien no profesional: “Las fotos y el vídeo son lo que permanece y no siempre se valora. Igual que no confías el banquete a tu abuela, el primo puede sacar buenas fotos pero no podemos confiar sólo en él”. Añade que en su empresa, Geko Fotografía, están desarrollando una aplicación móvil para que los invitados saquen fotos con ella y las imágenes se envíen automáticamente a los novios.

12.53.- Cristina Ochoa pregunta si las parejas llegan con presupuestos cerrados.

12.51.- David Rodríguez dice que la pregunta (acerca de las cámaras Réflex ) es fantástica y que es algo que está en boca de todos los fotógrafos. “Hay que distinguir el perfil del cliente. Por tener una cámara no sabes los tiempos de una boda, es cuestión de formación. Igual que yo no sabría cómo sacar un evento deportivo igual de bien que saco una boda”, explica. Además, afirma que todos los fotógrafos tienen sus “fiascos y trapos sucios”, cosas que la experiencia soluciona.

David Rodríguez: Hay gente que te trae fotos de bodas para que se las arregles y no siempre puedes

12.49.-Diego Azanza toma la palabra para responder: “Esa es la clave: réflex. Todos tenemos un primo que la tiene. Pero si quieres un trabajo profesional, necesitas a un profesional. El 90% de la gente que nos pregunta a nosotros (Pixelart), pregunta por fotos y tengo que enseñarles los vídeos. Antes sí que se pedía foto y vídeo, quizá por la crisis ahora la gente pide una u otra. Pero sobre todo piden fotos, tristemente para nosotros” (ríe).

12.49.- Una joven del público pregunta si han notado la crisis y la democratización de la fotografía. Es decir, quiere saber si hay menos demanda porque las parejas confían las fotos a familiares o amigos: “Ahora un montón de gente tiene una réflex”.

12.46.-Iñaki Aldatz pone un claro ejemplo: “No por ver fotos de una entrada de boda  en Arkansas tienes que hacer lo mismo en Ermitagaña”.

Iñaki Lantz (izq) y Antonio PEinado (dcha) comentan entre risas las excentricidades de algunas bodas. ALICIA ARZA.
Iñaki Lantz (izq) y Antonio PEinado (dcha) comentan entre risas las excentricidades de algunas bodas. ALICIA ARZA.

12.46.- Diego Azanza cree que se nos está yendo de las manos. En su opinión, hay parejas que no disfrutan de la boda porque están demasiado pendientes de lo que han preparado. “Si habéis contratado a un profesional, fiaros de él”, aconseja. Pone como ejemplo la confianza que se deposita en los cocineros: “No estás encima del chef preguntando por la sal, del mismo modo no debería de ser así con el fotógrafo”.

12.45.- Cristina Ochoa pregunta si, a veces, nos podemos pasar de originales.

12.45.- Diego Azanza sonríe y comenta que lo tiene claro: “Me preguntaron a ver si me atrevía a saltar con el novio en paracaídas para llegar a la iglesia. Lo resolví con un ‘NO’ rotundo” (ríe).

12.44.- La presentadora hace un pregunta comprometida: “¿Qué es lo más raro que os han pedido y se pueda contar?”

12.42.- David Rodríguez comenta que en la boda hay 80, 120, 200 invitados… y hay que dejar fluir. En la post-boda hay más libertad. Pero, entre risas, pide:  “Por favor, hay vida más allá de Zumaia y de 8 apellidos vascos”. Mientras el público ríe, continúa explicando que algunos novios le piden el sitio donde empezaron a salir, otros quisieron volver a Londres a hacer su post- boda. “Generalmente en la post-boda los novios piden más, se implican más”, comenta.

IMG_7352
David Rodríguez (dcha), comenta: “Existen post-bodas más allá de la playa. No hace falta ir a la playa a destrozar el vestido haciendo la croqueta”. ALICIA ARZA.

12.42.- Diego Azanza sentencia: “El vídeo de una hora y cuarto infumable gracias a dios ha pasado a la historia”. Además, añade que si una pareja quiere un dron, lo tendrá, pero recomienda dejarse aconsejar.

12.41.- Cristina Ochoa afirma que los vídeos que se hacen hoy en día son “hasta demasiado buenos”. La presentadora explica que unos amigos suyos estaban hartos de que todo el mundo quisiera ver el vídeo de su boda una y otra vez (risas de los presentes).

12.39.- Diego Azanza explica que se llega a muy buenos niveles en cuanto retoque de imagen con de filtros, por ejemplo. No obstante, explica, hay que saber equilibrar las cosas: “ Muchas parejas piden un dron, un travelling… Pero hay que saber qué pedir. Un dron en una iglesia y un banquete bajo techo no tiene mucho sentido. Porque es caro alquilar un dron y su piloto, y hay que ver si merece la pena”.

12.39.- Cristina Ochoa pregunta si ahora trabajan con técnicas cinematográficas de montaje y edición.

12.38.- Diego Azanza explica que los vídeos de boda han cambiado mucho en los últimos años. Ya no se entrega sólo el vídeo completo de la ceremonia. Generalmente se entrega un resumen de 25 minutos que ha sido cuidadosamente editado y montado. Todo el material del día puede entregarse troceado, como por ejemplo la ceremonia completa.

12.37.- Cristina Ochoa afirma que hay quien anuncia su boda por Whatsapp enviando un vídeo.

12.35.- Diego Azanza cree que “con decir sesión post-boda ya lo dices todo”. Para él, la sesión es una cosa y el reportaje otra. No obstante, no rechaza hacer sesiones fuera del día señalado: “Nosotros buscamos que el vídeo sirva para algo, por ejemplo un vídeo para contar la historia y ponerla el día de la boda. Una pareja quería agradecer a los invitados su presencia e hicieron un vídeo en el que van colgando recuerdos como si colgasen detalles. Las pre-bodas en video existen”.

12.33.- Iñaki Aldatz se muestra rotundo: “Es una relación de amor-odio, hablamos de buscar naturalidad pero ya no es el día de la boda sino la ‘post-boda’”. Por otro lado, afirma que esta sesión permite a la pareja tener un día relajado y hacer el enlace 100% espontáneo.

 Iñaki Aldatz: En la sesión post-boda vas a otro día, otra escena y son fotos dirigidas. Fotos muy bonitas pero dirigidas.

12.32.- Antonio Peinado: “La post-boda es buscar unas fotos más naturales, ya que algunas parejas no quieren pasar mucho tiempo con el fotógrafo ese día. Es una forma más relajada”. Explica que el día de la boda lo que quieren es estar con amigos y familia y que es importante distribuir el tiempo el día de la boda, por lo que existe la opción de un reportaje post-boda.

12.31.- David Rodríguez continúa: “Lo novedoso es que los clientes cada vez nos aprietan más”. Cuenta que antes el fotógrafo era el que usaba siempre toda la familia, pero que ahora cada uno busca lo que necesita. Como ejemplo, dice: “Es bueno que se involucren en un recuerdo que es para toda la vida, el vestido termina en un armario y las fotos no, así que creo que la implicación de los novios es la principal novedad”.

12.31.- Cristina Ochoa pregunta por las novedades que hay en el mundo nupcial.

La presentadora pide a los fotógrafos que expliquen la amplia oferta que hay actualmente en fotografía y vídeo. ALICIA ARZA.
La presentadora pide a los fotógrafos que expliquen la amplia oferta que hay actualmente en fotografía y vídeo. ALICIA ARZA.

12.29.- David Rodríguez explica: “Existe el reportaje pre-boda. Ese reportaje ayuda a conocer a la pareja. Para trabajar de manera fluida, así que si tenéis la oportunidad de hacerlo, os recomiendo que lo hagáis. Los nervios, la emoción, eso lo tenemos y hay que saber interpretarlas y canalizarlas para sacar un partido estético. Los fotógrafos tenemos nuestros chascarrillos, pequeñas pautas que nos ayudar incluso a corregir cosas el día de la boda.”

12.28.- Antonio Peinado cree que es importante ser partícipe de la boda para ser capaz de estar con los novios, que te cuenten qué les gusta. Para él, es necesario para asegurarse de entregar a la pareja lo que esperan de su trabajo.

12.27.- Iñaki Aldatz: “Yo no hablo de forzar la situación, si ya lo has psicoanalizado y sabes que se va a emocionar debes estar preparado para sacar la imagen”.

12.24.- Diego Azanza contesta a su compañero: “Estoy de acuerdo al 95%, pero en el tema de dirigir yo soy más partidario de no hacerlo. Soy más partidario de intervenir lo mínimo, no forzar situaciones. Si el padre de la novia no se emociona al verla yo no voy a forzarlo”

12.23.- Antonio Peinado opina que “hay que provocar determinadas situaciones”. En su opinión, el día de la boda hay nervios, preocupaciones, que a veces hacen que los novios piensen más en lo que viene después que en la ceremonia, por ejemplo. Peinado lo tiene claro: “Tú, como fotógrafo, tienes que crear situaciones donde puedan ser naturales: decir algo gracioso, tomarles el pelo. A partir de ahí son ellos mismos”.

12.22.- Iñaki Aldatz, no obstante, dice no estar del todo de acuerdo: “Es bonito que el reportaje sea natural, pero es muy difícil porque no en todas las bodas sale todo natural. El fotógrafo es el auténtico director del tema, lo que no implica obligar a hacer un gran posado. Hay que ser un director invisible, tienes que provocar situaciones para que luego quede natural. Hay que dirigir a los novios sin que se den cuenta”. Para explicarlo, pone como ejemplo que es muy bonito ver cómo se emociona el padre de la novia. No obstante, si se le prepara diciendo “espera, aún no entres”, eso ayuda a que crear un mejor clima para el reportaje.

12.21.- David Rodríguez opina que no es necesario posar porque cada vez la fotografía es más dinámica y fluida: “Buscamos ser fotoperiodistas y capturar momentos importantes. Llegar a casa de la novia y obligarla a posar con los nervios no es bueno. Los novios agradecen que sea natural y sea el fotógrafo el que busque la imagen, no que haya que posar”.

12.20.- Diego Azanza cree que “lo de posar o no” depende del estilo del fotógrafo: “Yo en el vídeo no pido posar, estoy ahí para grabar el momento de forma natural”.

12.19.- Cristina Ochoa interrumpe y pregunta: “Porque luego hay que posar y eso da reparo a los novios ¿no?”

12.17.- Diego Azanza: “Yo me dedico más a vídeo, y es importante que vídeo y foto nos llevemos bien”. Explica que es importante que estén compenetrados en cuanto a estilos y formas de trabajo. Además, reafirma la idea de que a la hora de contratar es importante el feeling con el fotógrafo: “Si he contratado un año antes, que haya una relación. Que no sea llegar al día de la boda y verse por primera vez”.

12.16.- A David Rodríguez, de Estudio 84, se le cae el micro y dice entre risas: “Hago fotos, coger el micro no es lo mío”. Par él, lo más importante es que cada pareja es diferente, tiene su estilo, por lo que da el siguiente consejo: “Contratad al fotógrafo que os ofrezca las fotografías con las que os sintáis identificados, no el número de copias o ampliaciones. Que el fotógrafo no dirija el día de vuestra boda hacia lo que le resulta cómodo”.

12.15.- Iñaki Aldatz responde: “Los fotógrafos de bodas somos muy versátiles porque a ratos eres un retratista, a ratos un reportero gráfico”. Añade que cada uno tiene su estilo, por ejemplo el uso del flash o la luz natural o el uso de luz artificial.

12.14.- Cristina Ochoa pregunta: “¿Tenéis un estilo u os adaptáis?”

12.13.- Antonio Peinado afirma: “Hay que ver muchas fotografías e ir con muchos fotógrafos”. Además, añade que lo importante es ver el estilo del fotógrafo, ver sus trabajos y ver si hay feeling entre el fotógrafo y la pareja.

Antonio Peinado: El reportaje es un trabajo en equipo. Ha de ser natural, espontáneo, que los novios se diviertan.

12.010.- Comienza la sesión con la primera pregunta por parte de Cristina Ochoa: “¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar un fotógrafo?”

De izquierda a derecha están: Diego Azanza (Pixelart); David Rodríguez (Estudio 84); Iñaki Aldatz (Aldatz Fotografía); Antonio Peinado (Geko Fotografía); Cristina Ochoa (presentadora). ALICIA ARZA.
De izquierda a derecha están: Diego Azanza (Pixelart); David Rodríguez (Estudio 84); Iñaki Aldatz (Aldatz Fotografía); Antonio Peinado (Geko Fotografía); Cristina Ochoa (presentadora). ALICIA ARZA.

12.07.- Continúa el retraso. Poco público, los presentes lo achacan al partido de Osasuna.

12.00.- Impuntualidad en el comienzo de la sesión.

11.55.- En la Navarra Wedding Weekend están presentes:

11.50.- En 10 minutos dará comienzo la sesión sobre fotografía nupcial. Información en el programa: “Charla a cargo de los principales fotógrafos y video-grafos participantes en la feria, sobre las últimas técnicas, tipos de reportaje, pre-boda, post-boda. Moderado y presentado por la periodista Cristina Ochoa”.

11.48.-Encuesta para futuros novios:

¿Comerse la cabeza para elegir el restaurante?

ALICIA ARZA

El lugar del banquete suele ser una de las primeras decisiones que toman los novios. En algunas comunidades autónomas como Andalucía o Cataluña, es habitual que se celebren comidas al aire libre en fincas o masías. Sin embargo, en la Comunidad Foral esta opción es poco común dada la inestabilidad meteorológica. No obstante, cada vez son más los novios que buscan celebrar el aperitivo de bienvenida al aire libre, en algún jardín o terraza que tenga el restaurante. Este es tan sólo uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por un lugar. El precio suele ir acorde a los servicios que ofrece el establecimiento, no obstante hay que pararse a pensar también los pequeños detalles que a la larga pueden llevar a añadir grandes costes. Es decir, debemos asegurarnos de que no se cumpla el refrán de “lo barato sale caro”.
Exponemos una lista que puede ayudar a reducir las opciones sobre dónde celebrar el banquete:

Ubicación: cerca o lejos de la ciudad, con o sin autobús

 Hay quien prefiere que el lugar del banquete esté cerca de donde se celebra la ceremonia o, incluso, que tanto el banquete como la ceremonia se realicen en el mismo sitio. Este es un punto muy importante a considerar, ya que influye en la contratación o no de un servicio de autobús (algunos establecimientos lo incluyen en el precio pero otros no). En el caso de que sea posible celebrar tanto la ceremonia como el banquete en el mismo establecimiento es importante preguntar si tiene algún coste añadido.

Hace unos años la contratación de un autobús para los invitados parecía casi una extravagancia. La realidad es que nadie quiere llevarse un disgusto el día de su boda y, después de tantas horas de fiesta, nadie debería de coger el coche. El alcohol y el cansancio acumulado afectan a las facultades para conducir, por lo que es muy recomendable asegurarnos de que nadie tenga que hacerlo. Además, es importante que si los invitados no tienen posibilidad de coger un taxi desde el lugar de la celebración, haya servicio de autobús a distintas horas. Las personas con mayores o con niños agradecerán la flexibilidad de horarios.

En el caso de que dispongamos de una amplia finca y consideremos alquilar una carpa para celebrar allí el banquete, debemos de pensar en si incluye la decoración y el mobiliario, así como montaje y transporte. Además, el lugar debe de ser accesible para personas con movilidad reducida como ancianos o para silletas de niños. Un camino asfaltado que llegue hasta la carpa o una tarima son imprescindibles para evitar caídas, sobre todo si llueve.

Tras acudir a la Navarra Wedding Weekend y preguntar, desde el stand de Castillo de Gorraiz nos indican que los restaurantes se han puesto de acuerdo en no publicar los precios de los menús. Es decir, si te casas, debes solicitar presupuesto a cada establecimiento y esperar. Tras solicitar presupuesto a quince establecimientos, ninguno ha respondido.No obstante, para facilitar el trabajo, en el mapa  interactivo podéis encontrar 39 restaurantes en Navarra con su correspondiente dirección, teléfono, página web y, lo más relevante en este caso: el precio mínimo de sus menús. Los datos han sido recopilados en internet y han sido publicados por los propios establecimientos en diversas páginas webs, tanto propias como de terceros:

Capacidad: ¿Dónde caben dos caben tres?

No es lo mismo una boda con 40 invitados que una con 120 o con 230. La capacidad del establecimiento es un filtro determinante a la hora de elegir restaurante. Preguntad si hay un número mínimo de comensales, si es posible elegir la disposición de las mesas o si se celebra más de una boda al día. Además, es recomendable que el sitio para el baile no sea el mismo en el que se celebra el banquete, ya que recoger las mesas y prepararlo todo dejará a los invitados de pie durante un buen rato y sin nada que hacer.

Que no nos agüen la fiesta:

Una boda es sinónimo de fiesta y de horas de baile. Algunos establecimientos tienen restricciones de horario y otros tienen licencia de discoteca (pueden permanecer abiertos hasta las 6 de la mañana). Sobre todo si vuestra celebración es de tarde, considerar este punto. Si el sitio os gusta mucho pero no os ofrece suficientes “horas de fiesta”, siempre podéis alquilar un bar para continuar la celebración. Esta opción, como es lógico, encarecerá el presupuesto final. Pero nadie quiere que “le corten el rollo” y cierren el local cuando mejor se lo están pasando los invitados ¿no?

El menú: que no te den gato por liebre (ni costilla por solomillo)

¿Comida tradicional o platos más vanguardistas? ¿Están el aperitivo y la recena incluidos? ¿La barra libre se paga aparte? ¿Cuántas personas pueden ir a la degustación? Los menús de boda cuentan con platos más elaborados, no son lo que un restaurante sirve habitualmente (o no deberían serlo, pues el precio no es el habitual) y conviene estudiar las opciones disponibles. La mayoría de establecimientos permite cierta flexibilidad para cambiar platos, pero si son grandes cambios conllevará un coste añadido. La frase “que no se queden con hambre” es un habitual en muchas parejas (y sobre todo en sus padres) a la hora de elegir menú. Por supuesto, nadie quiere que sus invitados se vayan con el estómago vacío. Pero tampoco es recomendable que al final de la celebración se tire mucha comida a la basura o que haya platos que ni siquiera se hayan tocado. En este sentido, algunos establecimientos permiten repetir plato si algún invitado así lo desea. También puede ser una buena opción ofrecer un aperitivo abundante y un menú más sencillo o viceversa.

Por último, hay muchas personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia, gente vegetariana o que debe seguir dietas estrictas. Si hay niños, también necesitarán un menú acorde con su edad. Pregunta en el establecimiento si dispone de menús adaptados para no llevarte ninguna sorpresa desagradable.

El precio: mejor no gastar más de lo que se tiene

Aunque muchas parejas cuentan con los regalos de los invitados para pagar parte o la totalidad del banquete, no es bueno confiar en que esto vaya a cumplirse. Por supuesto, pedir un préstamo para celebrar la boda es una opción respetable, pero conviene pensar si merece la pena. Como regla general, siempre se recomienda no gastar más de lo que se tiene. Por ejemplo, si hemos ahorrado 15.000€ para la boda, lo más prudente sería no gastar más que eso. En el caso de contar con invitados muy generosos, lo “peor” que puede pasar es que acabéis teniendo más dinero del que teníais antes de celebrar la boda. Pero si esto no ocurre, podría darse la situación de no poder pagar la hipoteca u otros gastos por haber destinado ese dinero a la celebración. Por ello, mejor planear antes que lamentarse después.

Existen muchas aplicaciones para smarthphone y páginas web que permiten elaborar presupuestos y llevar la contabilidad de los gastos. Por ejemplo, en bodas.net disponen de una herramienta para anotar los distintos gastos de una boda como el banquete, el vestido, la decoración, etc. También es posible solicitar presupuestos a proveedores y comparar.

El banquete es el gasto principal en una boda, por lo que el número de invitados es clave. La mayoría de parejas se encuentra con que debe invitar a algunos “compromisos” familiares: el hermano de una abuela, el primo de una madre, el cuñado del padre, etc. Si el compromiso no es de los novios, sino de los padres, quizá deban ser ellos quienes abonen su cubierto. Las peleas familiares por este tipo de compromisos son más que habituales y para prevenirlo, lo mejor es que al hacer una lista de invitados la pareja hable sobre este tema. Algunos novios se encuentran con que, al pagar sus padres parte de la celebración, no pueden invitar a algunos amigos pero sí a los compromisos familiares. En esta situación, es recomendable plantearse si se prefiere una boda más modesta (con los invitados que los novios quieren y pueden pagar) o la boda que otros planean para la pareja.

Hacer una lista de invitados, llevar las confirmaciones y planificar mesas, también es posible en bodas.net:

Navarra Fashion Week: Isabel Zapardiez

ALICIA ARZA

El pasado 17 de octubre tuvo lugar el desfile de la nueva colección de Isabel Zapardiez en la Navarra Fashion Week, celebrada en Baluarte entre el 16 y el 18 de octubre. La diseñadora donostiarra presentó su colección ante una sala abarrotada (con las invitaciones agotadas antes incluso de que comenzasen los desfiles anteriores) y ante una docena de fotógrafos. Destacan de la colección dos chubasqueros fabricados en PVC (plástico).

El precio de casarse

ALICIA ARZA

Este blog surge para dar respuesta a la gran pregunta del millón: “¿Cuánto cuesta casarse?”.  La gran mayoría de parejas se cuestiona cuál es el coste monetario de celebrar su boda, y muy pocas lo saben antes de que todo haya terminado. El fin del periodismo es ayudar al lector, hacer que esté más informado.
Lo habitual es que quien se casa, lo haga solo una vez en su vida. Además, todo se planea con un margen de unos 12 meses que resultan escasos si se quiere comparar precios y opciones. En cierto modo, no da tiempo a “coger práctica” por lo que un poco de ayuda siempre es útil.

Cada año se hace público un informe sobre el precio medio de una boda según la Comunidad Autónoma. Además, se hace un desglose sobre cuánto de media se gasta una pareja en ropa, banquete, luna de miel… Pero la media española es tan sólo eso, una media. La media no siempre es representativa, pongamos un ejemplo:


Si una pareja gasta 110.000€ en su boda y otras nueve gastan 10.000€, al sumar todas las cantidades (un total de 190.000€) y dividirlo entre el número de enlaces (10) nos sale que el coste medio de una boda es de 20.000€.  El resultado es que  el coste medio, en teoría representativo, es el doble de lo que se han gastado el 90% de las parejas.


Además, el coste medio de una boda varía mucho entre una Comunidad Autónoma y otra. Varía tanto, que puede ser casi el doble. Según el informe de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), celebrar una boda en Canarias cuesta de media 11.864€ frente a los 21.205€ que debemos desembolsar si nos casamos en Madrid.

El siguiente mapa interactivo (realizado a partir del estudio de FUCI) muestra el coste medio de una boda en España en 2014 por Comunidades Autónomas:

 

La diferencia es tan grande que aquellas personas que estén pensando en casarse pueden sentirse abrumadas y confusas ante la información que reciben. Por ello, a lo largo de las siguientes entradas se intentará informar acerca del coste real de restaurantes, trajes, flores y demás gastos. Ante la imposibilidad de abarcar toda España, este blog se centrará en la Comunidad Foral de Navarra. Queremos saber cuál es la situación real en la 5º Comunidad Autónoma más cara (si hablamos de casarnos). Para ello, es necesaria tu colaboración. Por favor, si te has casado en los últimos cinco años en Navarra contribuye rellenando esta encuesta. Si conoces a alguien que pueda ayudar, comparte el enlace. Toda la información suministrada es anónima. Los resultados del estudio se publicarán en este blog.
¿Recuerdas los nervios que teníais antes de casaros? ¿Cuántas horas invertiste en llamar a restaurantes y recopilar precios de menús? ¿Sentiste que te cobraban demasiado por algún servicio? Si colaboras, harás más sencillo el proceso de casarse a otras parejas.